1 nov. 2009

EL PARQUE DE CORAL.

El día en el que el lituano Edward Leedskalnin iba a casarse con su prometida Agnes Scuff,Algo sucedió, que llevo al joven a emigrar a América.Efectivamente, la boda no llego a celebrarse porque ella le rechazo minutos antes de la ceremonia.Encontro trabajo en la industria maderera del Canadá,pero tuvo que dejarlo al contraer la tuberculosis.Marcho a la Florida(usa) para ver si en esas tierras cálidas sus males remitían.Hacia 1920,cerca de Miami, empezó el proyecto que le acompañaría el resto de su vida:construir un parque de Coral en memoria de su amada.Hacia 1936,Debido a que le gustaba trabajar en solitario ( cerca de su solar se estaban empezando a construir numerosas edificaciones,cosa que no era de su agrado)su obra fue trasladada varios kilómetros hasta su emplazamiento definitivo en el pequeño pueblo de Homestead.Nadie ha sabido nunca como un solo hombre de apariencia frágil(unos 45 kilos de peso y 1,50 m.de estatura)pudo llegar a mover,tallar y colocar 1100 toneladas de coral marino,trabajaba de noche para no ser molestado,escasamente iluminado y sin aparatos movidos por alguna clase de energía.Se supone que utilizaría rudimentarios sistemas de cadenas y poleas de su invención.Nunca han faltado las teorias mas extravagantes de los habituales fantasiosos:que le ayudaron los extraterrestres,que conocía los secretos de las pirámides egipcias,fuerzas antigravitatorias,etc.Una mañana se sintió enfermo y cogió su destartalada bicicleta hasta la parada de autobús que le llevo al hospital.Varios días después,falleció por un cáncer agravado por su deficiente alimentación y sus duras condiciones de trabajo,en total, fueron 28 años malviviendo por una obsesión.












3 comentarios:

angelpito injurioso dijo...

como no comenta nadie,lo hago yo.

Anónimo dijo...

Hombre pitico mío!!
Si es que actualizas de higos a brevas (mira quien fue a hablar, eh... jejeje).
Una historia muy interesante, parece mentira como a veces las apariencias engañan. Este tío, media metro y media y pesaba 40 kilos, vale. ¡¡Pero seguro que tenía una tranca como un bate de beisbol!! ¿Que no?
Bueno yo estoy ahora intentando hacer un parque con excrementos de hamster, ya te diré que tal va!

Dr. Pontius

angelpito injurioso dijo...

Ostia,doctorcito,¿porque en lugar de epecializarte en burrologia no lo hicistes en chechualogia?pues claro que utilizo su tranca pa eso,¿no ves que lo dejaron plantao?por eso se puso a plantar el un parque,es que cuando se arrimaba a una mericana le decian.¡a hacer guarrerridas pa casa!